30 de marzo de 2017

ITINERARIOS DE ESTUDIO Y DISCERNIMIENTO - HERMENÉUTICA DE CULTURAS

La incertidumbre y fragilidad humanas sentidas en la hoy llamada -Zygmunt Bauman- modernidad líquida que vivimos, que ya en la antigüedad, describía Aristóteles como vivir entre "contingencias", limitaciones o cambios imprevistos ante los cuales el hombre se comprende a sí mismo con la Φρόνησις, phronēsis - filosofía o sabiduría práctica para poder decidir y actuar entre contingencias; esta compleja percepción existencial se presenta en la actualidad como un hecho que deja oir clamores por desbordamiento y cansancio de la vida; también deja oir voces como la de Mons. José H. Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, que proponen       "[...] un nuevo espíritu de libertad";  entre otras cosas afirma que "a veces se interponen cosas o perdemos nuestro enfoque. [...] Necesitamos simplemente regresar al camino."  



En realidad la vida, el tiempo, los acontecimientos y las vivencias no se detienen y hasta generan confusiones, requieren ser transitados como itinerarios de estudio y discernimiento, en busca de claridades que eviten los malos entendidos y sus consecuencias conflictivas, agresivas y depresivas, mediante las posiblidades que habilita el arte de la hermenéutica de culturas. 

@dariojaenn

No hay comentarios: